Pasen y vean

9 10 2008

Hoy vengo de mala leche. Supongo que no ayuda que no haya conseguido sacar en claro nada sobre aquella postal que encontré en la librería de la calle Princesa. He aprovechado la mañana para pasearme por La Central del Raval y no he encontrada nada que me pareciera indicativo de nada. He echado un vistazo a las guías de viaje de Marruecos, un par de preciosos libros de fotografía de los jardines de Marrakech y de sus mercados, cocina magrebí… Todo con glamour, ya sabe que es una librería fetiche. No puedes parecer desinteresado en los libros que ojeas. Así que me he pasado un buen rato para nada. Lo mismo tendría que olvidarlo. De momento lo he dejado en stand by y me he ido a una cafetería que es donde una persona triste debe pasarse la mañana. Si puede ser una con gran ventanal para poder observar lo que pasa en la calle, con melancolía o envidia. ¿Usted a cual va cuando anda por el centro? A mi me gusta especialmente el Café Central, que queda en la encrucijada de Tallers con una callejuela que da a Pelai, Ramalleres. La verdad es que no es muy grande, la clientela es menos intelectual de lo que la fachada podría anunciar y, pese a que los bocadillos están buenos, no es un lugar barato. Simplemente, un lugar. De todos modos debe de ser bastante viejo. ¿Ha estado?¿No sabe qué? He conseguido mi mesa con vistas a la calle, con los mares de gente que pasean por la ciudad en días laborables a tocar de mi mano. No se si ellos parecían estar en una película o yo encerrado en una pecera, pero se me ha sugerido muy adecuado para este día dudoso. He dejado que el conversar de las mujeres de la barra llenara el ambiente, en lugar de optar por el típico y más juvenil aislamiento del iPod y he cogido el diario. Hoy toca la Vanguardia. Ya sé que los progres leen El País, pero no le engañaré: tiene mucha letra. A mi me interesa saber un poco de aquí y un poco de allá, leer El País es casi dejarse la mañana ante las hojas grisáceas. Si quiere, lo hago por el prójimo, para no acaparar el recurso público que supone el periódico en los bares bohemios. La Vanguardia, con todo, es un diario de contenidos, un poco conservador, sólo lo justo para que un lector experto sepa reinterpretar algunas informaciones. Eso se llama media literacy o conocimiento del medio. ¡Noooooooooo! Criterio, en lo que a medios de comunicación se refiere. Yo lo tengo. ¿Y usted?
Total que iba por la página tres y se ha sentado enfrente una chiquilla de estas que llevan los pantalones de cintura baja. ¿Nadie les ha dicho a estas chiquillas que sus carnes por encima de la apretada cintura del pantalón son bastante desagradables? A veces, incluso parece que sobresalen trozos amoratados, como si el pantalón les cortara la circulación. Me pregunto si habrán leído en alguna revista tipo Superpop o Vale que es un nuevo método para adelgazar. Si es así, habría que denunciar a las susodichas revistas por atentar contra el buen gusto y contra la salud pública. Pero esta joven, que tenía rasgos y acento latinoamericano, aunque no le sabría precisar de donde, iba sola y se ha sentado a fumar con su plumón torero y sus pantalones bajos. Antes las niñas se deleitaban en enseñar el tanguita, que no es algo con lo que esté yo muy de acuerdo, pero bueno. Pero es que esta chica enseñaba, bueno, ya sabe, la ranurita, la hucha, la juntura de las nalgas… no se como decírselo. El culo. Enseñaba el culo. Y eso, en un lugar público donde se desayuna es un espectáculo morboso e incluso indecente, excepto para alguna clientela sexagenaria… claro.

¿Hasta ahí ha llegado la indecencia de la juventud? ¿Irá a más? Ya sé que estoy hablando como un carcamal, pero ¡entiéndame! La moda de enseñar la goma de los calzoncillos ha ido evolucionando a enseñar la tirilla del tanga o parte de las bragas, a bajarse los pantalones hasta que unos boxers de estampados horrendos quedan a la vista y a enseñar rajas del culo, y le pido disculpas por el vocabulario. ¿Me entiende? ¿Seguirá la juventud bajándose las prendas hasta los tobillos para parecer todos pingüinos? Es una pregunta no exenta de demagogia, pero al paso que vamos, no me extrañaría. En buena lógica, la moda que es bastante pendular, hubiera evolucionado de la cintura baja a los tiros bien altos, rollo Steve Urqel. Así ha sucedido con la campana que lentamente ha dejado paso a los tejanos de pitillo y a los que sucederán inexorablemente los acampanados dentro de algunos años. Pero con la cintura no ha pasado, han ido bajando y bajando, y hay seres prepúberes que ya se los colocan por las rodillas. A mi, la verdad, que se vistan como quieran, pero, ¿entiéndame? La visión de esta chica, sabe, me ha desconcentrado. No podía dejar de fijarme en el mojón que suponía aquella raja en medio de los pantalones que estaban casi totalmente en contacto con el acolchado de las sillas. La chiquita, por otra parte, no hacía más que esperar a alguien que llegaba tarde, o sea que tampoco hay que demonizarla.

Entre párrafo y párrafo, no podía dejar de echar un vistazo para ver si todo seguía allí, en la misma posición—efectivamente, todo seguía allí—y en cuanto se ha levantado me he dado un respiro. Se marcha, podré leer. En efecto, la susodicha se ha subido los tejanos dejando bastante a la vista lo que los americanos llaman camel toe y que no voy a describirle aquí, aunque ha conseguido volver a cubrir la delicada parte posterior. En definitiva, los pantalones que llevaba no estaban hechos para ella, o eran una talla menos de lo que necesitaba. He vuelto al diario, bastante turbado por toda la escena y ¿a qué no sabe qué? En la sección Vivir he descubierto una noticia que ha terminado por revolverme el día. ¿Se lo digo así? ¿Sin analgésicos? Un experto japonés afirma que vuelven las náuticas.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

9 10 2008
pinto

Brig, al leer que ha escrito Ud. sobre Marruecos
lo he relacionado con un reciente mail que he recibido de un amigo.

A este amigo le pasan también las cosas más surrealistas del mundo.

Le paso corta/pega del último mensaje que me envió,
para que me pueda asesorar Ud. sobre qué decirle a mi amigo
para que intente ser tan positivo como Ud.
cuando le ocurren cosas como las que le pasan a Ud.

“Ayer una marroquí gordita borracha le tiró la caña a una amiga mía del pueblo que había venido a bcn a hacer un cursillo.
Iba borracha a las 7 de la tarde.
Mi amiga no, la marroquí.
La chica que es de pueblo se quedo un poco chocada por la escena,
porque estabamos en un bar normal…
luego un señor, colocado de algo, vino a ofrecernos extasis por 5 euros la pastilla en una libreria cafeteria donde tomábamos el café después de cenar. estaba un poco fuera de lugar, creo!”

¿Qué recomienda Ud. que hagamos si nos acontecen tales experiencias a nosotros?

Gracias por su consejo Don Brig.

(^o^) Don Yo

10 10 2008
brig

Barcelona es una ciudad extraordinaria donde puede pasar de todo. Sólo hay que tener los ojos bien abiertos! Me gustaría conocer a tu amigo.

10 10 2008
brig

Y sobre las recomendaciones… siempre hay que mostrar una actitud estoica ante las sorpresas del día a día. La comicidad sale después, pero en un principio los chicos corrieron un riesgo ante el camello que podría fácilmente haberlos atravesado con un machete!

Sangre fría!

11 10 2008
sònia

yo hace más o menos un año que vaticino que van a volver los chándales de táctel.. ¡tiempo al tiempo!

11 10 2008
sònia

y sobre los comentarios anteriores:
la vida es un entramado de situaciones surreales a las que nos empeñamos, artificialmente, en darle sentido y orden… a dia de hoy, que vaya alguien pedo a las siete de la tarde (sea de donde sea) me parece de los más normal… y lo que se me sigue haciendo raro (será porque soy de pueblo, en donde los bares son bares) es que la gente cene en una libreria cafeteria… ¿o solo era el cafecito de después?

28 04 2009
pedro01

LA PALABRA SALUD ES DEMASIADO IMPORTANTE PARA CUALQUIER PERSONA

La mayoría de los hombres se ven obligados a estarse acomodando con mucha frecuencia su ropa interior (pues es la parte de su anatomía que mas maltratan).
El pantalón
Es la prenda menos favorable para el varón por su anatomía: (usa un torniquete llamado cinturón que divide la circulación de la sangre en dos partes: La ropa interior en la entre pierna también comprime dicha parte de la anatomía, y mucha falta de ventilación las vellosidades de las piernas en la mayoría de los varones les producen muchísimo sofoco trastornando la buena circulación de la sangre; el testículo del varón tiene un movimiento muy propio y autónomo, que le demanda espacio para llevar a cabo ese movimiento; pero con las prendas que comprimen tanto los genitales del hombre lo único que se producen son molestias y trastornos de salud, como esterilidad, impotencia y posiblemente cáncer del testículo. La bota del pantalón es la parte más antihigiénica, pues permanece contra el piso o muy cerca del suelo.
El uso de los calzoncillos boxers y el pantalon son UN ATENTADO CONTRA LA MASCULINIDAD. El maltrato y deterioro a que se esta sometiendo esta parte de la anotomia del varon ya se ha esta viendo; con las llamadas ENFERMEDADES MODERNAS DE LOS HOMBRES, (esterilidad, problemas de la prostata, posiblemente cancer del testiculo, e impotencia).
Pues los testiculos deben estar sueltos y no comprimidos y estripados ni magullados todo el tiempo, como lo puede ver cualquier varon.
LOS CALZONCILLOS BOXERS Y EL PANTALON HACEN LAS VECES DE UNA FERULA, (que impide el normal funcionamiento y desarrollo adecuado y PRODUCCION DE TESTOSTERONA del testiculo, por mala circulacion de la sangre, confinamiento y altas temperaturas; y compresion y magulladuras); que ademas de ser dolorosas y molestas cusaran a mediano y largo plazo DISFUNCIONES, y lesiones irreversibles; que no se presentaban con tanta frecuencia en los abuelos que usaron prendas mas saludables, comodas y confortables
Me gustaría contactar a alguien, o que me ayude a orientar como poder atender esta NECESIDAD, que se siempre se ha presentado entre los varones; pero que por temores o pena no se había expresado tan sentida como ahora.
Es cierto que lo más valioso que una persona posee es LA SALUD. Pero los modelos de la ropa convencionales, ATENTAN CONTRA LA SALUD DE LOS VARONES.
La ropa interior, como lo decía La Doctora Fernanda Lucia Hernández en Caracol Televisión, (hace como un mes); no tiene diseño y causa muchas molestias. Es la parte del cuerpo del varón que MAS ES MALTRATADA: Tiene elástico de la ropa interior, TORNIQUETE, CORREA O CINTURON, que afecta la buena circulación de la sangre y el buen funcionamiento y desarrollo de todos los órganos que están en la parte del abdomen; (APARATO DIGESTIVO, SISTAMA URINARIO, APARATO REPRODUCTOR, APARATO EXCRETOR, Y LOS MIEMBROS IFERIORES). La falta de espacio para el buen funcionamiento y desarrollo de los testículos; los puede hacer disfuncionales. Estas son solo algunas de las molestias y trastornos que sería bueno poder corregir con PRENDAS MAS SALUDABLES COMO VESTIDOS O FALDAS. Estas son algunas direcciones donde se encuentran algunas alternativas; pero hace falta algún diseñador, o casa de confecciones que en Suramérica, y más exactamente en Colombia se animen a atender esta NECESIDAD.
Los grandes inconvenientes de LA FALDA PARA LOS VARONES, ES QUE SEA MUY CORTICA; (NO LE TAPA NADA O SE LA LEVANTA EL VIENTO) O MUY ANGOSTA, ( Y LE TOCA ANDAR DE RODILLAS); si va por debajo de la rodilla, tan ancha como la persona la quiera usar, no va a tener inconveniente. CLARO LA FALDA DEL VARON O LOS VESTIDOS NO BIFURCADOS NO DEBERAN LLEVAR ENCAJES,RECOGIDOS, BOLEROS O ADORNOS, NI ESTAMPADOS TIPICAMENTE FEMENINOS. Deberán llevar un prense (o abanico) adelante y otro atrás para que no se ciñan los glúteos ni los genitales, y así no mostraran nada de su desnudez.
EL PANTALON ES UN REZAGO DE LA REVOLUCION INDUSTRIAL; hay necesidad de INNOVAR POR SALUD Y COMODIDAD.
LA HOMBRIA NO ESTA EN USAR UN INCOMODO, Y POCO SALUDABLE PANTALON; PENSAR ASI ES TENER UN POBRE CONCEPTO DE HOMBRIA.
Las FALDAS para los Varones(en todas la edades) y para las mujeres no tiene ningún inconveniente al usarlas a menos que se usen demasiado cortas o muy ajustadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: